contacto@parlamentoydebate.com

6b6b6b

Columna: Parlamento y Debate: Muere el horario de verano, uno de los últimos restos del neoliberalismo

Adiós al horario de verano
Adiós al horario de verano

Muere el horario de verano, uno de los últimos restos del neoliberalismo

Por Jaime Balderas Alarcón

La semana pasada se discutió y aprobó una reforma en el Senado para eliminar el horario de verano, que se aplicaba en México desde 1996, años del pleno auge del neoliberalismo, cuando Ernesto Zedillo gobernaba después de que lo impuso por dedazo su antecesor, jefe y posterior enemigo, Carlos Salinas de Gortari.

Ernesto Zedillo, el mismo que hoy vuelve a la política, (después de décadas de silencio y autoexiliado y auspiciado por el escritor derechista y principal defensor acérrimo del neoliberalismo en América Latina, Mario Vargas Llosa), sólo para denostar al gobierno de AMLO con la cantaleta de que es un gobierno populista que aspira a una dictadura, fue quien impuso el horario de verano a los mexicanos, haciéndolo obligatorio, al imponer que los abriles y octubres de cada año los mexicanos tuviéramos que atrasar o adelantar una hora nuestro reloj, afectando nuestros relojes biológicos

Como si se tratara de una joya que veían caer en el abismo de una barranca, los senadores del PAN, de Movimiento Ciudadano y del autodenominado Grupo Plural, se aferraron hasta el último minuto “por salvar” a toda costa que siguiera prevaleciendo el horario de verano, sabedores, como dijo la senadora Xóchitl Gálvez, de que éste había sido impuesto desde Gran Bretaña (cuna del neoliberalismo) y que nunca fue un tema técnico, sino “ideológico”.

“Efectivamente- dijo Xóchitl Gálvez en tribuna-, nunca fue un tema de ahorro de energía… entiendo que es un tema ideológico”. Con esas palabras la senadora del PAN dejaba claro que todos los argumentos técnicos que tanto el PAN como el PRI dieron durante décadas, para sostener e imponer el horario de verano, eran sólo por cuestión ideológica, de imposición neoliberal.

En México, con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se han ido derrumbando los argumentos ideológicos que sostenían quienes imponían el neoliberalismo, como ha sucedido con el aumento de más del 20% anual en el salario mínimo.

El mito neoliberal de que si se aumentaba el salario mínimo más que el promedio anual del índice de precios al consumidor, generaría una espiral inflacionaria, siempre fue argumento que se hacía desde el gobierno para que las empresas no otorgaran salarios dignos a millones de trabajadores.

¿Por cuántos años escuchamos esa mentira de que se desataría una “espiral inflacionaria” que afectaría a los trabajadores si el incremento anual al salario mínimo era mayor que el IPC? Esa mentira la trajo a México Salinas de Gortari, por receta extranjera, y la repitieron Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, es decir, durante 30 años nos la repetían a los trabajadores mexicanos, haciéndolos inconscientemente culpables de una crisis económica si osaban pelear por un incremento salarial digno.

Lo mismo sucedió con el famoso horario de verano, que año con año, durante casi tres décadas, los mexicanos teníamos que amolarnos con el cambio de horario en los meses de abril y octubre, atrasando y adelantando nuestros relojes, para complacencia de los gobiernos neoliberales, al poner en concordancia nuestros horarios con los de Estados Unidos para que las bolsas de valores tuvieran menos afectaciones al no estar desfasadas por la naturaleza.

El senador David Ortiz, del derechista Movimiento Ciudadano, fue muy claro cuando en tribuna afirmó: “hay una vinculación económica que tenemos con Norteamérica e ignorarla porque a alguien le parece que una hora de desvelo les va a afectar, contra los beneficios económicos, es absurdo”.

David Ortiz, que votó en contra de eliminar el horario de verano, también pareció darle la razón a quienes votaron a favor, al cuestionar que se daba preferencia a la afectación psicológica del cambio de verano, por los supuestos beneficios económicos: ¿Qué va a pasar con los trabajadores de Chihuahua, que todos los días van y vienen a las maquiladores, y que van a desfasar los horarios de sus hijos en las escuelas?”.

Al senador de MC se le olvidó que precisamente eso es lo que pasaba con la imposición del horario de verano: los trabajadores se veían afectados con el cambio de horario, lo cual sucedía cuando se adelantaba o atrasaba el horario en abril y octubre de cada año. Hoy, hay que recordarle al senador David Ortiz, ya no pasara eso ni en Chihuahua, ni en México.

La defensa a ultranza del horario de verano, como mero instrumento ideológico de las herramientas neoliberales, devino en el ridículo con los argumentos falaces y contradicciones que expusieron los senadores de oposición.

Por ejemplo, Xóchitl Gálvez llegó al extremo ridículo de afirmar que si se eliminaba el horario de verano los niños que padecen de obesidad se verán más afectados porque las madres ya no podrán salir al parque con sus hijos después de las 6 de la tarde, o cuando dijo que las mujeres serán las más afectadas al eliminar el horario de verano sólo porque a partir de la siguiente semana a su eliminación, oscurecería una hora más temprano. Pero el colmo fue cuando la senadora del PAN afirmó que la eliminación del horario de verano también afectaría a las personas que padecen depresión, pues según ella, con el horario de verano se disminuyeron las cifras de depresión. No dijo cómo ni en qué forma, pero lo afirmó.

En fin, los senadores de oposición nos dejaron ver, nuevamente, que el intento infructuoso de salvar el horario de verano, era como impedir que se vayan terminando los restos del neoliberalismo, que, saben, se van eliminado uno a uno.

Faltan todavía muchas acciones para ir eliminando los restos del neoliberalismo, pero los avances que se han realizado son, sino suficientes, sí alentadores para que los próximos gobiernos de izquierda continúen por esa senda que el actual gobierno ha trazado: el fin del criminal neoliberalismo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adiós al horario de verano
Adiós al horario de verano

Ultimas Noticias

shutterstock_334693031_huge-1.jpg